La adopción de una dieta vegetariana puede ser un punto de entrada a experimentar una mejora en la calidad de vida y salud. Una dieta vegetariana se asocia con un mayor consumo de fibra, ácido fólico, vitaminas C y E, magnesio, grasas insaturadas, y un sin fin de fitoquímicos. Es por ello que los vegetarianos suelen tener un colesterol más bajo, lo que conlleva a una presión arterial más baja, y un menor riesgo de enfermedades del corazón. Vamos a descubrir algunos de los beneficios de la adopción de un estilo de vida vegetariano/a (o vegano/a).

¿Cuáles son los beneficios de las dietas vegetarianas?

Mejoran el animo

El ácido araquidónico es un ácido graso poliinsaturado de la serie omega-6, sustancia que normalmente procede de fuentes animales. A pesar de que nuestro cuerpo necesita de este ácido, recibir demasiada cantidad de este nutriente podría ser problemático. Por su parte, las dietas vegetarianas no son ricas en dichos ácidos, un hecho beneficioso, puesto que las investigaciones han demostrado que existe una relación entre las alteraciones anímicas y dicho ácido. Los investigadores de la universidad Benedictina de Chicago (Illinois) realizaron un estudio para investigar el impacto que produce los productos de origen animal sobre el estado de ánimo y se confirmaron mejoras en los estados de ánimo de aquellas personas en cuya dieta estaba restringido el consumo de carne, pescado y aves de corral.

Además, el Instituto de Croacia para la investigación médica y salud ocupacional realizó diversas encuestas de salud mental entre los vegetarianos, donde se comprobó que tenían niveles más bajos de neuroticismo.

Reducen el riesgo de cáncer de colon

Según los resultados obtenidos tras un reciente estudio científico, la adopción de una dieta vegetariana puede reducir hasta en un 20% el riesgo de cáncer de colon y recto. Los investigadores de la Universidad de Loma Linda en California llevaron a cabo el estudio, donde participaron más de 77.000 adultos, cuyos historiales clínicos fueron controlados y analizamos durante 7 años. Los investigadores llegaron a la conclusión de que aquellas personas que seguían una dieta vegetariana tenían un riesgo menor de padecer cáncer de colon que aquellos que seguían una dieta omnívora. Pero aquellos que lograron este beneficio no sólo evitaba el consumo de carne, sino que también restringía el consumo de dulces y refrescos azucarados, añadiendo al mismo tiempo a su dieta una mayor cantidad de verduras, legumbres y frutas.

Aunque se desconoce el mecanismo exacto por el cual la dieta vegetariana reduce el riesgo de cáncer de colon, se piensa que restringir las carnes rojas y tener un mayor consumo de fibra podría ser la causa para obtener de dicho beneficio.

Mejoran los síntomas de la psoriasis

La psoriasis es una enfermedad inflamatoria de la piel que causa el enrojecimiento y la irritación de ésta y puede ser debilitante para los que la padecen. Sin embargo, según un estudio publicado por la brasileña Universidad Federal de Pernambuco, una dieta vegetariana puede mejorar positivamente los síntomas de psoriaris.

Reducen la incidencia de diabetes

De acuerdo con la Escuela de Salud Pública de la Universidad Loma Linda, la dietas vegetariana está asociada a una significativa reducción en la incidencia de diabetes. La información publicada por la facultad de Medicina de la Universidad de George Washington también ha confirmado que la dieta vegetariana ofrece un beneficio importante para el tratamiento de la diabetes e incluso pueden reducir la probabilidad de desarrollo a la mitad.

Reducen el riesgo de desarrollo de cataratas

Aunque parezca extraño, la investigación publicada por el Departamento Nuffield de Medicina Clínica de la Universidad de Oxford ha demostrado una fuerte relación entre el riesgo de desarrollar cataratas y pérdida de peso; por lo tanto los consumidores de productos cárnicos cuentan con un mayor riesgo mientras que los grupos de riesgo más bajos son vegetarianos y veganos.

Disminuyen la presión arterial

Diversas investigaciones científicas, han observado que aquellos que siguen un dieta vegetariana equilibrada suelen tener una presión arterial más baja, que aquellos que consumen carne.

Aunque se desconoce el motivo exacto por el que se puede dar este hecho, investigadores han concluido que adoptar un dieta vegetariana puede ser muy útil a la hora de reducir la hipertensión arterial sin necesidad de recurrir a medicamentos.

Reducen el riesgo de enfermedad cardiovascular

De acuerdo con la Clínica de investigación del Cáncer de piel de la Universidad JCU, existe una estrecha relación entre seguir una dieta vegetariana y la disminución del riesgo de enfermedades cardiovasculares. ¿El motivo? La mayoría de las dietas vegetarianas contienen un gran cantidad de alimentos ricos en antioxidantes. Los antioxidantes son las moléculas que pueden disminuir el daño causado por el estrés oxidativo, incluyendo la aterosclerosis. [ampliar info+]

Mantienen el colesterol bajo

No hay ningún beneficio para la salud, en absoluto, en el consumo de grasas animales. No debería ser ninguna sorpresa que cuando lo elimine de su dieta, puesto que también eliminará los efectos perjudiciales que tiene en su salud. Después de examinar los efectos a largo plazo de seguir una dieta vegetariana, investigadores coreanos llegaron a la conclusión de que la grasa corporal y los niveles de colesterol fueron más bajos en los vegetarianos que en los omnívoros.

Tienen un menor riesgo de accidente cerebrovascular y obesidad

Aunque hay excepciones pero, en general, las personas que siguen una dieta vegetariana y/o vegana tienden a ser mucho más deliberado a la hora de elegir los alimentos y menos propensos al comer compulsivamente o elegir alimentos basados en emociones, dos de los causas habituales que contribuyen en gran medida a la obesidad. De acuerdo con el Hospital de la Universidad de Gante Departamento de Pediatría en Bélgica, la adopción de una dieta vegetariana es una buena manera de reducir las probabilidades de sufrir un accidente cerebrovascular o tener obesidad.

Gozan de una mayor esperanza de vida

¿Sabías que un vegetariano puede vivir más? Según investigaciones, se reveló que una dieta vegetariana puede aumentar la esperanza de vida, pues al disminuir el riesgo de sufrir diversas enfermedades, al mismo tiempo se disminuye la tasa de mortalidad. Bien es sabido, que la salud y el bienestar depende mucho de la dieta que lleves a cabo. Al igual que investigaciones científicas demostraron que una dieta vegetariana reduce el riesgo de cáncer de colon, también hallaron que la dieta vegetariana disminuía la tasa de mortalidad en un 12% en comparación con la dieta omnívora. Y esto es debido a la disminución de enfermedades cardiovasculares, hormonales y renales.

Tienen una menor probabilidad de desarrollar cálculos renales

La Universidad Langone Medical Center de Nueva York informa que la eliminación de la ingesta de proteína animal en favor de las verduras se traducirá en un mayor pH de la orina; mientras que el pH bajo en la orina se ha asociado con la formación de cálculos renales. Por lo tanto una restricción del consumo de alimentos de procedencia animal, favorecerá al pH de su orina, reduciendo la probabilidad de desarrollar dicha enfermedad.

Pueden satisfacer todas sus necesidades nutricionales

Si aún piensas que los vegetarianos y veganos son nutricionalmente deficiente o siempre tiene hambre, estás muy equivocado. La posición oficial de la Asociación de Nutrición y Dietética es que una dieta, amplia y bien diseñada, vegetariana o vegana, puede ser nutritiva y apropiada para todas las edades y etapas de la vida, incluyendo bebés, ancianos e incluso los atletas. La buena salud, reducción de la incidencia de la enfermedad, y una mejor gestión de los problemas de salud existentes están todos asociados con seguir una dieta vegetariana.